Vall d'Aran - Vielha - Pireneos - Lleida
(+34) 973 64 27 93 / (+34) 639 31 29 32

Donde estamos

Vielha

Capital de la Val d’Aran, Vielha es una pequeña ciudad pirenaica, tiene aproximadamente 4.000 habitantes y está situada a 974 mts. de altura. Rodeada de cumbres que superan los 2000 mts, se empezó a construir en el ensanchamiento que forma el valle del río Garona, en su punto de unión con el río Nere, que atraviesa la población.

Sus calles u edificios nuevos han formado un interesante núcleo comercial donde el visitante encontrará todo tipo de comercios especializados en deportes de aventura, alta montaña y nieve, productos artesanos de Val d’Aran y del Pirineo, artículos y servicios de primera necesidad, tiendas de moda, outlets, supermercados, cajas y bancos, además del ‘espitau’ (hospital), y del complejo deportivo Palai de Gèu. Las avenidas más grandes contrastan con las calles estrechas y casas antiguas del casco viejo, que se con el tiempo se han llenado con las más variadas ofertas culinarias, con restaurantes y bares de todo tipo.

La iglesia de Sant Miquel, dedicada al santo que fue también príncipe, configura el centro de Vielha junto al edificio porticado del Ayuntamiento, la Oficina de Turismo, y el edificio de Correos, y en su interior se conserva el preciado Cristo de Mijaran. Se cree que este busto de madera formaba parte de la escena de la bajada de la Cruz, que quedaría destruida, y solo se conservaría este fragmento. Data del siglo XII y fue realizada por uno de los maestros del Taller de Erill, del románico Lombardo que se instaló en el vecino valle de Boí. Las pinturas góticas y barrocas que se conservan en la iglesia parroquial de Vielha son otros tesoros que no hay que perderse al visitar su interior, mientras que en el exterior destaca su imponente torre octogonal rematada con un esbelto campanario de pizarra, típico de Val d’Aran.

Pero Vielha tiene otros lugares que no hay que perderse: el Museo Etnológico; la casa señorial Ço de Rodès; y el Museo de la Lana. La Torre del general Martinón es una casa del siglo XVII con interesantes ventanas renacentistas, que actualmente acoge el Museo Etnológico, donde el visitante descubrirá la apasionante historia de Val d’Aran. Ço de Rodès es otra casa señorial, situada también en la calle Mayor, junto al Museo, que sido acertadamente restaurada en los últimos años. Unas calles más arriba, siempre en el casco viejo de Vielha, hay otro edificio histórico, el Museo de la Lana, en el que se puede ver una teledora Mülle Jenny, que fue clave en los talleres textiles durante la Revolución Industrial, y que muestra el auge que tuvo este sector en Val d’Aran durante el siglo XIX.

Desde la capital aranesa salen además varios itinerarios de gran belleza para recorrer a pie, gracias a su situación céntrica dentro del Valle, ya que Vielha es un auténtico cruce de caminos, donde confluyen la N-230 tras atravesar el túnel, hacia Francia por el norte, o hacia la Ribagorza y Lleida en dirección sur; y la C-28 que sube hacia Baqueira y cruza el Port de la Bonaigua hacia el Pallars. El Camín Reiau nos llevará a pie hacia Alto Aran en un sentido, o hacia el Medio y el Bajo Aran, si se coge desde detrás del Palai de Gèu. Y a la salida de Vielha, en dirección Francia, encontraremos los restos del santuario de Mijaran, con el nuevo edificio adosado, donde los ‘conselhers’ i el Sindic d’Aran toman posesión de sus cargos en el Conselh Generau, como ya lo hacían en el siglo XIII.